diumenge, 13 de gener de 2013

Temor y Superación

Si voleu llegir l'article en català, feu clic AQUÍ.
Cara de temor
Son tiempos difíciles los que tenemos actualmente y los que nos esperan en un futuro próximo. Es normal que todos estemos a la expectativa, esperando con temor el día a día, avanzando paso a paso y buscando nuestro norte con eficacia y … ¿optimismo?.
 
Tenemos que dirigir el timón de nuestra propia vida y pensar qué deseamos hacer, sin arrojarnos en caída libre, desde el trampolín o con paracaídas. Lo que sí es seguro es que hay que pasar a la acción.
El Camino
Seguimos en la incertidumbre y yo me pregunto, ¿porqué cuesta tanto decidirse?, será porque ¿no hay nadie que nos enseñe el camino que hay que tomar?. Desde luego que la toma de una decisión importante, y madurarla, es el mejor camino a seguir, para comenzar a caminar.
Son muchos los obstáculos que hay que salvar y hay que tomarse su tiempo para que la decisión sea la acertada. Hay que saber cuales son nuestras prioridades, la cuales son diferentes de unas personas a las otras y asumir riesgos.
Obstáculos
Es tremendo el hecho de que, debido al tiempo que vivimos, son nuestros hijos y nietos los que, con su juventud, han de tomar estas decisiones, sin tener la certeza absoluta de que, el paso dado, sea el mas acertado.
 
En muchas ocasiones, han de abandonar familia, hogar y país para hacer frente a la vida y procurar que todo lo difícil parezca fácil, manteniendo así un equilibrio personal, recapacitando y rectificando los errores, e ir integrando conceptos que, aunque parezcan antiguos, no por ello dejan de ser efectivos, como puede ser: rectitud, no tanta permisibilidad, marcando límites con cariño pero con firmeza, como formación.
Nace una nueva vida
No hay que tener temor para poder superar la adversidad. Todos tenemos algo que aprender de los demás o algo que enseñar y lo que es más importante, todos podemos aportar algo para ser más felices, que es lo importante.
Mary Luz

4 comentaris:

Miquel ha dit...

Realment són temps difícils, com diu la Mary Luz, i l'actual panoràma econòmic del nostre país és força preocupant. També ho és que la dura tasca d'una recuperació futura anirà carregada, de forma injusta, damunt l'espatlla dels nostres fills i néts. Potser el que realment necessitaria el nostre país, amb més urgència, seria una major quantitat de polítics a l'atur. Però mentre això no passi, som nosaltres, les persones grans, les que estem obligades a fer un esforç per redreçar la situació, donant exemple d'austeritat i de solidaritat. Convençuts que entre tots ho podrem lograr, cal que ens possem desseguida mans a l'obra.

carme ha dit...

"CAMINANTE NO HAY CAMINO, SE HACE CAMINO AL ANDAR". A veces pienso que nuestros hijos no seguirán nuestro camino, harán una gran autopista para caminar todos juntos.SOÑAR ES BONITO.
Carme

Trullàs ha dit...

L’optimisme no ens pot faltar mai

Les generacions més joves ho tindran més difícil del que nosaltres ho tenim ara, però esperem que sigui millor que la que teníem fa 60 anys

Trullàs

Josep Maria ha dit...

És evident que els humans som lliures i per tant hem d’elegir el rumb de la nostra vida, decisió que hem de prendre encarant el timó amb mà ferma sense que ens tremoli, i mantenir la direcció amb un esperit d’esperança, il•lusió i confiança, que aconseguirem el port desitjat de la felicitat.