diumenge, 6 d’octubre de 2013

¿Podemos mejorar la calidad de vida.?

Si vols llegir l'article en català, fes click AQUÍ
Aquí se repira aire de calidad
Todos nos hemos hecho alguna vez esta pregunta.
Aunque nos parezca imposible, creo que siempre se puede mejorar nuestra calidad de vida, tanto si tenemos la suerte de tener una vida “ inmejorable” como si no la tenemos. Pero esta posibilidad de mejora pasa por una buena planificación de lo que hacemos y como lo hacemos…  y no me refiero económicamente.
Las personas, que por nuestra edad, gozamos de tiempo libre, con un espacio que, en ocasiones, nos permite descansar en demasía, posponemos indefinidamente tareas que por pereza de empezarlas, se dejan… “para otro rato”.
Una buena forma física es calidad de vida
Según dice el escritor español Baltasar Gracián, “todo lo que realmente nos pertenece es el tiempo, incluso el que no tiene nada más, lo posee”, aprovechémoslo, no dejemos nuestros quehaceres para mañana y marquémonos objetivos para no arrastrar una lista interminable de tareas por hacer. 
Aunque no lo parezca, quedar con las amistades son citas tan importantes como otras y tenemos que poner atención plena, concentración total para poder disfrutar con lo que hacemos y no perder nuestro tiempo. ¿Cuantas veces sucede que alguien nos está hablando y ni lo escuchamos?.
Las personas no somos máquinas de piñón fijo, de vez en cuando está bien echar una mirada a nuestro interior para ver si vamos bien en la vida, mirando si nos sentimos realizados y si no es así… de sabios es rectificar.
Les pastiilas, ¿son calidad de vida?
Si deseamos mejorar nuestra calidad de vida pienso que tenemos que saber el rumbo que llevamos y obrar en consecuencia, puedo estar equivocada pero, tantas veces somos intolerantes que ello  hace que creamos que nuestra postura y modo de actuar son los más válidos sin admitir la opinión de los demás, creyendo que somos poseedores de la verdad y que los otros están equivocados.
Esta postura es incompatible para crear una mejoría en nuestra calidad de vida.
Mary Luz

2 comentaris:

Miquel ha dit...

Totalment d'acord amb la gran importància del diàleg, no només en el sentit de canviar informació a través de la paraula, que això és el que etimològicament significa, en grec, "diá-lógos", sinó principalment també en el sentit de modificar les nostres idees, si és necessari, per adaptar-les a un altre pensament diferent del nostre, perquè com diu la Mary Luz, és pueril pensar que nosaltres puguem ser els únics posseïdors de la veritat.

Josep Maria V. ha dit...

És evident que podem millorar la qualitat de vida, però per obtenir aquest objectiu no es vàlid abandonar-se ni tampoc evadir el diàleg per droperia o abandono. Però si aquestes contingències les excusem perquè creiem que no som màquines de pinyó fix, no hi estic d’acord. I no hi estic d’acord perquè si perdem el ritme vol dir que perdem l’activitat, i sense activitat no hi ha il•lusió, no hi ha esperança, no hi ha vida.