diumenge, 20 de març de 2016

El hábito de la lectura

La lectura
 nos ayudo a crecer
A veces tenemos oportunidad  de hacer algo de forma desinteresada para otro y esos momentos son importantes, hay que detectarlos  y aprovecharlos, porque en ese dar desinteresado es donde uno crece realmente. Salir del aislamiento social es el primer paso, por lo tanto hay que ayudar a los demás para que no estén solos y no se aíslen ya que todos necesitamos sentirnos útiles y reconocidos, tengamos la edad que tengamos. Por ello debemos pensar también en los beneficios de la lectura.

La mejor forma de inculcar a una persona el hábito de leer es desde que nace. Sin  embargo, hay personas que conociendo el beneficio que la lectura proporciona, desean iniciarse y formar este hábito en sus vidas. Para estas personas solo existe un camino: constancia y determinación para lograrlo, sin olvidarnos de nuestra ayuda. La buena lectura desarrolla como ninguna otra la actividad,  la  imaginación y la creatividad, además de ser una incomparable fuente de cultura que aumenta la capacidad de memoria y de concentración.

Estas personas están acostumbradas a leer
La práctica en forma constante de la lectura mejora el manejo de las reglas de ortografía y la gramática, lo que permite un mejor uso del lenguaje y la escritura entre otras ventajas. La lectura da seguridad y por lo tanto eleva la autoestima. Una persona que lee se distingue de los demás por la facilidad que tiene para expresarse. Saber leer es un privilegio. Tener el hábito de la lectura es además una bendición.

Esta persona mayor, LEE
Quien quiere superarse personal y profesionalmente debe hacer de la lectura constante su mejor aliado. La lectura es libertad, cultura y entretenimiento sin igual. Proporciona a quien la practica un crecimiento personal como ningún otra actividad. Si se aprende a hacer de la lectura la mejor compañera, esta nunca se apartará de nuestro lado.

Este gato mayor,
 qué más quiseiera que LEER!!
Envejecer consiste de forma sencilla en vivir más, mejor y disfrutar del tiempo libre haciendo lo que no se pudo, no se quiso o no se supo hacer antes de alcanzar la madurez. Hay que intentar favorecer procesos de envejecimiento activo que posibilite unas buenas condiciones físicas, psíquicas y sociales, participando en actividades como talleres, cursos diversos y
por supuesto la lectura.

Mary Luz

2 comentaris:

Jubilats i Pensionistes USOC ha dit...

Hola Mary Luz.

Como siempre un bonito y profundo articulo... me ha gustado.

Un recuerdo y cariñoso saludo.

Ramiro Lozano.

Ex Jubilats USOC

Miquel M. ha dit...

Coincideixo del tot amb l'elogi que aquest article fa de la lectura, i amb la recomanació de no abandonar-la mai. Els llibres són uns amics segurs i discrets, que no molesten ni estorben, i que ajuden sempre. Llàstima que abulten una mica i a vegades no tenim prou espai per guardar tots els que voldríem. Però sempre, i en tot moment, la lectura instrueix, informa, orienta, ajuda i distreu. Si a més, com diu la Mary Luz, ens ajuda a rejuvenir-nos, millor que millor.