diumenge, 17 de maig de 2020

Cariño virtual


Un abrazo virtual,
que dentro de poco serà el normal
Hay que aprender nuevas formas de ser y empezar a pensar de una forma diferente, ya que el encierro en casa nos ha hecho enviar cariño y abrazos virtuales a nuestros seres queridos, hijos, nietos, amigos, etc. ya que los abrazos dados físicamente se han quedado en el olvido, queramos o no, con esta pandemia tan larga y peligrosa que se nos ha venido encima inesperadamente.

Hay que hacer caso a este cartel
Parece hecho a medida
de este arículo
Muchas de las veces se llega a pensar si estos seres tan apreciados existen, si se acuerdan de ti ya que hay mensajes que te invitan a reflexionar si alguien piensa en ti o si solo eres tu el que piensa en los demás… claro… se tienen tantas y tantas horas para pensar…

Hay que respirar hondo y mirar hacia otros horizontes y luchar por lo que se cree por encima de las imposiciones, siguiendo tus sueños y luchando por ellos a través de los ojos de los más pequeños que saben mucho del cariño virtual el cual practican frecuentemente con sus amiguitos ya que para ellos no hay límites dada su gran imaginación. Son bienes muy apreciados por nosotros los mayores.

Museo Guggenheim
¿Lo visitaremos?
o ¿lo miraremos de forma virtual
desde el sofà de casa?
Se pueden visitar lugares que cariñosament nos abren sus puertas "On line", como por ejemplo el Museo Guggenheim de Bilbao que ofrece paseos virtuales maravillosos. Estando confinados se pueden aprender muchas cosas.

El cariño, agradecimiento que unos y otros hemos sentido estos días, han hecho que todos saliéramos al balcón para demostrarlo hacia todos los que a nosotros nos han cuidado como son: personas de limpieza, médicos, policía, enfermeras, tenderos, taxistas, camioneros, investigadores, etc. etc.

Desde los balcones i ventanas,
homenaje al personal sanitario
Hemos vivido una experiencia profundamente nueva para todos nosotros con malestares emocionales muy difíciles de controlar, pero el cariño virtual, nos hace ver la importancia que tienen los vínculos, los amores familiares, al recibir vídeos, poesías, videollamadas etc.

Una clase virtual és
una solución de emergencia
No es lo mismo que
una clase presencial
En estos días que han pasado pienso en cómo llevaran los adolescentes la situación, esas personas que están cerca de ser adultos. Se por los niños que están todo el día conectados con el profesorado y con los amigos que “pasan de aguantar rollos” pero que tienen y han tenido que pasar muchos y muchos días encerrados entre cuatro paredes sin poder salir para nada. Me dijeron que escribían lo que sentían y eso hacía que se encontrasen mejor. Menos mal que ahora pueden salir algo… a ver si dura.

Lo que han de hacer los padres!!
Y los padres?, mostrando toda su paciencia ante el momento tan complicado que están pasando sus hijos, por su edad, ya que el enfado al no poder estar con sus amigos, sus explicaciones que hay que escucharlos con paciencia para conseguir que se sientan mejor y les facilite la vida, su falta de trabajo fuera de casa…

En fin, esperemos que todo termine pronto y salga la tan esperada vacuna que nos salve a todos de este tormento que estamos pasando.

Mientras tanto, aprovechémonos del “cariño virtual”.


Mary Luz



1 comentari:

Miquel M. ha dit...

Ja portem moltes setmanes confinats i és molt pesat estar tancats a casa, en solitud, sense trobades familiars i sense cap distracció. És per això molt recomanable el bon consell que ens dóna la Mary Liuz, de viatjar de forma virtual, per internet, Resulta agradable, és molt econòmic, i sobretot ens ajuda a superar la sensació del confinament i la llarga espera de una normalitat recuperada