diumenge, 11 d’octubre de 2020

Teletrabajo actual


 Esta persona está trabajando desde su casa

Como que puede trabajar tranquilo, su trabajo será eficiente

La vida no es tan tremenda como imaginaba y reserva muchas sorpresas, alguna de ellas muy buenas, me refiero al teletrabajo que hoy en día se ha puesto en marcha y que hace que haya tantas personas puedan trabajar para diferentes y varias empresas desde casa.


Esta pareja joven ha convertido su sala de estar en una oficina tranquila....
que el perro y el gato tengan una buena convivencia 

Hemos de hacer frente a la vida y caminar hacia adelante, aunque para ello tengamos que hacer un cambio tan inesperado, como dejar el trabajo rodeado de compañeros y pasar a hacerlo en solitario desde nuestra vivienda particular.


Letreros como éste los encuentras colgados a la entrada del comedor

Las experiencias que vivimos cada uno, nos marcan de tal forma que somos muchas personas las que hacemos lo que no esperábamos hacer, por ejemplo: Hay personas, y conozco a varias, que se han marchado a las segundas viviendas, o sea a casas que tienen en los pueblos, para poder trabajar desde allí y así huir de la pandemia. Eso estimula la repoblación de Municipios despoblados, ya que al poder hacer el teletrabajo allí, se llevan a sus hijos que acuden a las escuelas que a veces tenían 6 o 7 alumnos y se revitalizan. Muchos pueblos podrán resurgir si esto sigue prosperando.


No todos los pueblos son aptos para trabajar por Internet
Las conexiones no dan para mucho

Las empresas, en estas circunstancias, ahorran costes porque no necesitan tener una oficina tan grande para sus empleados, aunque pienso que al no tener presentes a los trabajadores y solo verlos a través del ordenador ni los pueden animar ni motivar como cuando los tienen delante, ya que no los pueden controlar físicamente y será más dificultoso trabajar en equipo.


No todos tienen las condiciones óptimas para trabajar desde su casa

Pienso que hay ventajas para el trabajador también, ya que no has de gastar tiempo en trasladarte al trabajo que muchas veces está alejado de la vivienda, además de ahorrar dinero en el transporte y poder hacer una vida personal y laboral sin tanta dificultad aunque no por eso deja de haber dificultades porque no te comunicas en persona con tus compañeros y eso se echa en falta.


Es cierto que trabajar desde casa ahorras tiempo
 y transporte público ... pero ¿quien paga la luz, la calefacción,
o el papel o la tinta?  

He visto a una amiga hacer un gran esfuerzo para asistir a reuniones importantes  y saber cando hace falta que esté presente. Es una forma de usar la tecnología a tu favor…. Y la familia?, y los niños?... muchas veces llegan a casa y ella aun está trabajando.

En fin, lo que decía al principio, el teletrabajo es una novedad y si poco a poco aprendemos a sobrellevarlo, valoraremos los buenos momentos que nos da la vida, si estamos dispuestos interiormente a aceptarlo.

Mary Luz Eixarch

1 comentari:

Miquel M. ha dit...

El teletreball és molt convenient quan hi ha algun perill de contagi, en cas d'epidèmia, però no deixa de ser un fre a l'alegre i joiosa convivència social. Parlar a través de una màquina no és el mateix que parlar de cara a cara amb els companys.
Té molta raó la Mary Luz quan diu que el teletreball permet treballar, des de casa, amb vàries empreses a la vegada, però no deixava de ser molt més agradable, a criteri meu, aquell treball en companyia i aquelles converses que fèiem nosaltres en la nostra etapa laboral, que parlar ara a través de un ordenador.
Però els temps avancen i no ens queda més remei que adaptar-nos-hi.