dimarts, 12 d’abril de 2011

NOSOTROS LA GENTE MAYOR

Persones grans actives d'excursió
Versió en català

   En el artículo de Joan-Pere Viladecans “Viejos” de La Vanguardia del día 8 de los corrientes, dice, respecto de la gente mayor, que el articulista denomina “Viejos”: “Tienen la edad de la consideración y una felicidad sedentaria. ¿No es esta la condición de los sabios? Son los viejos, nuestros viejos. La caja negra de cada familia. El patrimonio de una sociedad que galopa por el horizonte.” Después de esta exposición añade: “¿Hacia dónde? Ni los más documentados lo saben”.  Tras estas consideraciones y preguntas, debería saber el articulista que nosotros, la gente mayor, si que sabemos a dónde vamos, nuestro objetivo es intentar defender nuestros derechos dentro de la sociedad, pero desgraciadamente no se nos incluye por los políticos en las listas confeccionadas para las elecciones, a pesar que el porcentaje nuestro de la población es del 21%, cantidad más que suficiente para tener una representación nuestra en el Parlamento y en el Ayuntamiento, pero ni en uno ni en otro organismo hay ni un representante mayor de 65 años, aunque, eso sí, nos miman cuando llega el momento de ir a las urnas para lograr nuestro voto, con falsas promesas que una vez cerradas las urnas se convierte en señuelos sin que ningún político nos defienda para convertir en Ley aquello que se ha consensuado en los Congresos o Convenciones de gente mayor, que organizan las entidades estatales y municipales. Léase como vía de ejemplo las bajas pensiones de viudedad, el lanzamiento de ancianos de sus domicilios, o la Ley de Dependencia cuya falta de fondos impide que se lleve a término en toda su normativa.  Tampoco se nos concede por los medios de comunicación espacios dignos para nosotros, reproduciendo, en el mejor de los casos, a los jubilados como personas que solo juegan a cartas, al domino o a la petanca. Sólo se acuerdan de nosotros para informar a la sociedad de que “Un viejo de setenta año ha sido atropellado”. Ni tampoco se nos pide opinión sobre la reforma de la Diagonal, paseo ideal para nosotros, pero que hay peligro de ser atropellados por las incontroladas motos y bicicletas que transcurren a gran velocidad y sin respeto alguno para los mayores, o en otros casos careciendo de espacio para pasar como en existente frente al nº 506 de dicha Avenida,  etc… etc….

Por consiguiente, el articulista tiene razón en los demás ramilletes de flores que nos dedica por nuestra labor en el pasado y la contribución a la creación de una sociedad más culta y sabia, pero la lástima es que en nuestra labor nos olvidamos de que debíamos alcanzar escaños en la política, y que ahora llegamos tarde porque los que actualmente los ocupan tan solo nos han recordado para obtener nuestro voto.
                                                                                                Josep María

2 comentaris:

miquel mª. lluch ha dit...

En el programa de les actuacions municipals, que presenta el candidat a l'alcaldia Sr. Trias, hi consta en lloc preferent el tema de les bicicletes anàrquiques. Confiem en que, si surt elegit alcalde, aquest problema s'arribi a solucionar. De moment, el que ja és una bona notícia, és que en la seva llista electoral hi va també una persona (Assumpció Roset) que té més de setanta anys. Encara que una flor no fa estiu, potser si que a les persones grans finalment ens faran algun cas.

Joan ha dit...

Veig que t'has estrenat amb nota alta
Joan