diumenge, 26 de febrer de 2017

El valor de la palabra

Ayudemos a construir palabras buenas
a nuestros nietos
Nosotros los Mayores, que hemos ayudado a nuestros hijos en el desarrollo de su lenguaje, en el sentido usado como articulador de su vida y seguimos haciéndolo con nuestros nietos, para así seguir afirmando su personalidad, transmitiendo sus: temores, amistad, deseos, solidaridad, ansias, amores, sentimientos, dolores etc…

Uno de nuestros antepasados

Nuestros antepasados, me refiero a los hombres primitivos de  hace unos 100.000 años, según dicen los estudiosos, eran anatómicamente igual a nosotros y tenían un desarrollo cerebral que hizo posible la aparición del lenguaje, poco a poco y en el transcurso del tiempo se fue desarrollando hasta nuestros días en los que se sigue y seguirá añadiendo palabras nuevas.

El lenguaje que utiliza este personaje
NO es para imitar
Creo que tal y como está el lenguaje hoy en día debemos no desfigurar las palabras y observar hacia qué dirección van dirigidas, ya que con ellas se puede difamar, alegrar, valorar, entristecer, abandonar, domar e incluso matar… influenciando a otras personas y "personitas". Las palabras, si se piensa bien, pueden ser dardos de luz y dardos de obscuridad. Procuremos sean de luz.

Las palabras e este libro
seguro que son ejemplares
El valor de las palabras es enorme. Decir la verdad tiene cada vez menos valor, ¡ hay tantas personas que mienten dándonos un ejemplo a seguir nefasto! … pero no debemos aceptarlo, hay que luchar contra esto personajes y hacer pensar a nuestros sucesores, a los cuales estamos enseñando a que sean personas honestas, que no hagan caso de los que nos ofrecen una imagen negativa y sesgada que no refleja la realidad.

Hemos de rescatar los valores como son: serenidad respeto y dignidad, rechazando aquellos mensajes que no nos beneficien y no sean de nuestro interés

Démosles a nuestros nietos una enseñanza y ejemplo dignas valorando la palabra.


Mary Luz

3 comentaris:

Anònim ha dit...

Hola Mary Luz, soy tu nieta Lo la. Yo aprendo mucho de ti y del yayo claro, me parece que todo lo que has escrito es muy interesante y tienes razón.
Besos.

Miquel M, ha dit...

Les paraules ens ajuden a crear amistats i a ser solidaris, però a vegades també a crear enemistats. Són armes perilloses que, com diu la Mary Luz, tant poden difamar com valorar, tant poden alegrar com entristir. Caldria tenir sempre ben present que les paraules es poden malgastar, que no les hem de utilitzar en va, i que un cop sortides de la nostra boca són com pedres llençades a l'aire: ningú sap on aniran a parar i potser a fer mal.

Joan ha dit...

Un 10 para tu nieta
Joan