diumenge, 18 de juliol de 2021

Protección

 

Hemos de ser nosotros.
Nadie nos puede reemplazar.

No permitas que el tiempo y las circunstancias de la vida te cambien de cómo eres, que los momentos tristes no te hagan olvidar lo mejor. Hay que ser una persona irreemplazable.

Esta persones celebran con otras personas
los éxitos que tienen.

Claro, creo que tenemos que pensar en nuestros éxitos no en nuestros fracasos. A menudo nos sentimos inferiores y pienso que se necesita ser una persona segura de sí misma porque así cambia mucho la vida, ¿no creéis?.

Imitemos a estos animalitos.
Son amables.

Hay que apoyar a los demás, que nadie nos tenga que decir ¿porqué eres tan poco amable? Como me pasó a mí el otro día, hemos de dejar de quejarnos, hemos de procurar ver lo bueno que tenemos cada uno de nosotros. No hay que mirar siempre solo por nuestro lado negativo.

Trabajemos duro, como hace este operario,
pero para ser mejores.

Hay que trabajar para cambiarnos, muchas veces pienso eso, tenemos que trabajar nuestro interior y rodearnos de personas que nos quieran, hay que rodearse de amigos que nos traten bien y nos hagan ser mejores a nosotros, ¿no?.

Muchas de nuestras familias han trabajado juntas
para sacarnos adelante a nostros. 

Sabemos que la vida es dura y más nosotros, los que llevamos años en ella, pero la vida es… "amar, reir, llorar, ilusionarnos, etc.", hay que pensar en lo que amas en la vida, no en lo que rechazas. Cuantas veces nos decimos a nosotros mismos “no necesito a nadie, lo hare yo mismo” y no pensamos en el tiempo en el cual nuestra propia familia nos ayudó trabajando, por ejemplo, en dos o tres empleos para alimentarnos y alojarnos.

El darse la mano es signo de confianza.
En tiempos pasados valia más que firmar muchos documentos.

Se puede decir que tanto la familia como las amistades siempre dieron más que tomaron o casi siempre; suelen haber excepciones, ya que hay situaciones en a cuales hemos oido "estamos juntos en esto" o "te cuido y luego te abandona". La vida y las personas somos muy complicados. Hay que confiar, pero solo hasta cierto punto y pensar en lo que esperas de ti, no de lo que esperas de los demás. De todas las formas  el amor y la confianza de los demá con los otros es el vínculo para desarrollarnos. Como se dice ... "aménonos los unos a los otros" ... seguro que todos tendremos lo mejor de todos, ¿no creéis?

El tener una casa nos puede hacer felices
pero el sentirse amado también.

Muchas veces nos ponemos a buscar constantemente algo que nos haga felices, por ejemplo: “tendré esa casa y seré feliz” “tendré esa pareja y seré feliz”, etc. pero pienso que simplemente el hecho de sentirte feliz por sentirte viva no es nada mágico, mí mundo solo depende de mí. Hay que tomar las riendas de nuestra vida, es el momento!!!.

Mary Luz Eixarch