diumenge, 16 de juny de 2013

Turismo

Si Voleu llegar l'article en català, feu clich AQUÍ

El turista 50.000.000
El turismo que se va aproximando (quedan pocos días para que nos llegue en masa) es la “gallina de los huevos de oro” para nuestra economía maltrecha.
Todos los españoles e incluso los extranjeros que eligen nuestro país para pasar las vacaciones, tienen varias opciones para descansar, bajo el sol que tenemos la suerte de disfrutar, en toda la geografía española.
Disponemos de magníficos hoteles de todas las categorías, con modernas y cuidadas instalaciones, casas rurales en numerosos pueblos de montaña con todo lo necesario para que se encuentren cómodos, apartamentos en las magníficas localidades costeras, tan abundantes en este privilegiado país, etc. etc… todo ello sin olvidarnos de la numerosa y variada gastronomía propia y típica, que nuestros chefs han hecho que sea reconocida en todo el mundo.
Sevilla
Lo dicho hasta ahora hace que todos pasemos unas vacaciones inolvidables, tanto para los que salen como para los que se quedan en la ciudad o en el pueblo donde vivan.

Esperamos que la crisis económica que está pasando Europa, no evite que el turismo se desplace en verano, aunque haya que recortar días vacacionales y que la oferta consiga un lleno completo, ya que necesitamos que sigan viniendo y dejen su dinero aquí para que mejore nuestra economía.
Dicen que nos mantenemos en segunda posición en el ranking mundial y que la crisis no afecta a nuestra imagen turística, esperemos que así sea. Nuestra imagen ha sido devaluada con todo lo sucedido hasta ahora y el turismo genera una considerable cantidad de empleos directo e indirectos tan necesarios como imprescindibles.
El Puente Romano de Besalú (Girona)
Los hoteleros mejoran sus establecimientos, nos invitan con sus atractivas ofertas vendiendo la ciudad o la zona, destacando lo que hay y que resulte atractivo para el visitante  centrándose en la belleza de la riqueza natural que poseen y los turistas, inseguros por su propia situación económica, buscan a última hora precio para conseguir sus vacaciones al mejor precio posible.
Menos mal que el magnífico sol que poseemos no hay quien nos lo pueda quitar.
Mary Luz

2 comentaris:

Miquel ha dit...

Les vacances són un moment molt adient per satisfer la nostra innata curiositat de conéixer cultures i costums diferents de les nostres. Si a això s'hi afageix un bon sol i bonics monuments històrics, tot fa pensar que l'increment del turisme, a casa nostra, està ben assegurat. Només cal que tinguem el seny suficient per no abusar-ne, per tal de no matar aquesta providencial gallina dels ous d'or.

Jsep Maria V. ha dit...

Les vacances són els dies de descans que ens prenem a l’any per recuperar forces a fi de poder afrontar el proper any amb més energia i més claredat de idees. Aquesta renovació o enfortiment de forces físiques i mentals ens és del tot necessària, perquè la crisi ens ha embolcallat amb fets, disposicions i retallades, que sols els superarem si estem preparats anímicament. Si a més de estar preparats, el sol no deixa cap dia de il•luminar les nostres platges i el nombre de turistes estrangers supera el previst per les autoritats, serà un gran ajut per a la nostra economia i per tant una esperança que el futur sens presentarà amb una millora a l’estat de benestar i un descens a les xifres de l’atur.