diumenge, 20 de novembre de 2016

Aprender de los jóvenes


Los nudos interiores que tenmos,
hemos de procurar
deshacerlos
La gran dificultad de sacar lo que llavamos dentro nos hace sentir a veces un nudo interior del que es muy dificil librarnos

En muchas ocasiones, con los jóvenes, nos sucede que  nos gusta estar y aprender de ellos, por lo que necesitamos ser fuertes al contar nuestras vivencias ya que a ellos les queda mucho tiempo por delante. Hace falta que vivan todavia algo que ya hemos vivido las personas mayores, pero procurando no manipular los recuerdos de cada uno cuando se los explicamos

Este cuadro expresa un momento histórico
Hoy, nosotros, también
vivimos un momento histórico
Estamos viviendo un momento histórico y todos tenemos ya una edad y una madurez para estar por encina de tonterias, creo yo. Por una cuestión de afinidad con algunos te llevas mejor que con otros, pero en general, con todos hay que tener una buena relación

No hay que ponerlos a prueba ni exigir lo que uno no puede ofrecer. Hay que conseguir ayudarles a establecer su estabilidad emocional y enseñarles a hablar de sus miedos e inseguridades para solucionar todo, procurando ser coherentes implicandose en todo lo que pase y ellos nos dejen.

Hay que meditar si compensa tomar decisiones dràsticas o aguantar. Hay que pensar y analizar realmente los sentimientos que tienes y luego decidir

Este personaje
escucha a los jóvenes
Si escuchamos a nuestros jóvenes, ellos pueden darnos una visión de las cosas que a lo mejor nosotros no tenemos y puede que su enseñanza y opinión nos sea de utilidad ya que poseen una imaginación que puede servirnos para poner nuestras ideas y pensamientos al dia, de forma que tengamos más ilusión y entusiasmo para poder ayudarles en el dia a dia.

Pienso que es un contagio mútuo para que creamos en un mundo mejor y podamos ayudarles a cambiar las cosas, algo importante hoy en dia

El diálogo pienso que es imprescidible y no la imposición, no hay que olvidar:

Que lo jóvenes 
son el presente  y el futuro de nuestra sociedad


Mary Luz

2 comentaris:

Miquel M. ha dit...

Totalment d'acord en que el diàleg honest i constructiu, no el psedo-diàleg polític que està molt desacreditat, és la base i el fonament de la nostra convivència. Diàleg amb tothom i acceptació de la diferència. Potser no estic tan d'acord en que ens cal aprendre dels joves, perquè és cert que de joves n'hi ha d'excel·lents, però també no hi ha bastants que no ho són gaire, per això opino que, en alguns aspectes, la imitació de la conducta juvenil potser no seria un fet massa positiu.

joan ha dit...

Jo estic amb la joventut perquè en el futur és qui tindrà que decidir i necessita suport. No ha de tenir un xec en blanc, sinó que, com tots, hem d’aprendre a dialogar i no a imposar.

Si en una reunió de treball algú hi va amb línies vermelles, siguin declarades o ocultes, aquesta reunió ja es pot donar per morta

Joan