diumenge, 13 de setembre de 2020

Hay que meditar porque acaba el verano

 


Estos abuelos, que NO tienen nada que ver los militares,

están al pié del cañón

Como dice una hermana mía, acaba el verano, empieza el curso  y una vez más, los abuelos tienen que estar ahí, al pié del cañón ayudando, pero esta vez con la incógnita de no saber que va a pasar y además con el reto de que los peques no se traumaticen por las mascarillas y el virus.




¿Quien recogerá a los niños a la salida de la escuela?

LOS ABUELOS !!!

Estamos en una época difícil, muy difícil para todos. La vida también es tristeza, también es pérdida y las vacaciones amenazan en convertirse en un lujo. No hay que acomodarse y hay que cuidar lo que tienes, marido, hijos, nietos, etc., dicen que no están con nosotros los pequeños colegiales pero… quien irá a buscarlos cuando sus papis están trabajando?.


Que nos quiten un diente es doloroso, pero necesario 

Pienso que debemos mirar de frente con amor. Deseábamos que se mantuviera todo más presente pero a veces es doloroso, hay que saber cerrar una etapa y acostumbrarnos a la que se nos presenta, queramos o no queramos y recibir lo nuevo que ha de venirnos después, con visión más amplia y generosa que haga que los nuevos proyectos que se presenten los recibamos con ilusión. Todo ello hace que te lleves bien contigo mismo.

Muchas veces me pregunto, ¿me gustaría tener una pareja como soy yo? ¿qué tal me caería?, es difícil de saber algo así, hay que levantar la cabeza y sentirse orgulloso de ser respetado y querido aunque tengas dudas.

Nuestra cara es el reflejo de nuestro estado de ánimo

La cara de esta niña refleja felicidad. Se siente satisfecha de si misma 

Hay una situación de miedo. Hay que volver a abrirse al mundo. Todos vivimos a través de nuestras luces y sombras, yo la primera, pero hay que saber cual es la sombra y cual es tu luz. Mi luz la tengo clara y es la responsabilidad de mirarme cada día al espejo y amarme tal cual soy. Lo que nos hace grandes es la consulta y ayuda hacia los demás. Yo soy todo lo grande que pueda verte a ti, ¿y tu?, ¿qué es lo que más te gusta ver en los demás?.


Imagen de Federico Garcia Lorca

Como decía Federico García Lorca, poeta granadino: “desechad tristeza y melancolías. La vida es amable , tiene pocos días y tan solo ahora la hemos de gozar”. Cuanta razón tenía García Lorca !!!.

Hay personas a las que nunca caemos bien porque … nuestro espíritu irrita a sus demonios y pienso …

Hay que meditar

porque hacerlo es encontrarse con uno mismo y calmar la mente …

¿no creéis?.

Mary Luz Eixarch

4 comentaris:

Miquel M. ha dit...

El consell de mirar-nos cada dia al mirall, penso que per mi no es massa bo, perquè quan ho faig, veig molt clarament que els anys hn marcat unes molt poc elegants arrugues a la cara, que abans no hi eren, i que en contra-partida, els cabells negres que abans lluien ufanosos damunt del cap, ara són blancs o ja no hi són.
La Mary Luz diu molt sàviament que ens hem d'acceptar tal com som, i jo procuro fer-ho, però sense entrar en masses detalls ni tampoc mirar-me gaire al mirall.

Anònim ha dit...

Mari Luz, como siempre acertadísima, ¿pero qué podemos hacer los abuelos, cuando no hay más remedio que ir a recoger a los niños, porque no hay nadie más que pueda hacerlo?. Os daré mi receta, mascarilla, distancia justa sin exagerar y ni tocarlos (lo cual es lo más difícil) y buena suerte para todos.

Anònim ha dit...

esta vez te has superado... muy eemocionante...
Marisa

Unknown ha dit...

Yo ahora doy Gracias de que los tengo en Suiza, Llevan bien la Pandemia, Usan mascarilla para el tranvia o en lugares muy pequeños, pero salen a pasear y delante tienen el campo y pocas veces se cruzan con más de 3 personas. Estuvimos este verano y sólo nosotros llevabamos el "bozal" puesto siempre que saliámos, Al llegar a su casa, el abrazo de la nieta que tiene 9
años, nos compensó del tiempo sin poderlo hacer.
No han venido ahora y pido a Dios poder subir para las Navidades.
Es muy duro no poder ejercer de abuelos, pero saber y confiar que no tienen peligro, a mi me
compensa.
Un abrazo MªLuz.
Dolors Fita