diumenge, 6 de juny de 2021

Estar bien contigo mismo

 

Frase de Fray Luís de León ( siglo XVI)
Catedrático de la Universidad de Salamanca, autor de la idea de este artículo.

Muchas veces he pensado que si estás en paz contigo mismo, puedes estarlo con los demás, eso aunque estés y hagas tu vida en solitario, como hacen muchas personas mayores que han perdido a su compañero o compañera, ya sea porque se han separado o porque se han ido…

Nos lo hemos de preguntar y responder
sin hacer trampas

Es necesario preguntarse a sí mismo, ¿quién soy? Y obtener una repuesta dada desde nuestro interior porque hay que procurar ser amable con lo que dices y con quien lo dices; además muchas veces te han ofendido y pasas un mal momento y como nosotros tratamos con muchas personas solitarias y con mal humor, debemos pensar en tener humildad y procurar que el otro no se sienta menos que tú … ¿Es difícil verdad?. A lo mejor mis pensamientos no los compartís, no importa, decídmelo.

Amarte a ti mismo no significa que no ames a los demás.

Creo que debemos amarnos a nosotros mismos para poder decir a los demás “sin ti soy muy feliz de la misma forma que soy muy feliz contigo”. Es muy difícil, ya que cuando dos personas se unen es para compartir la felicidad, ya sean pareja o sean amigos. Solo cuando estás bien contigo mismo, puedes estar bien con los demás, ¿no creéis?

La frase de un amigo mio.

Al escribir este artículo le he preguntado a un amigo que tiene ya setenta y pico de años que qué sentía, que estaba sintiendo interiormente y me contestó “después de amar a mis padres, a mis hermanos, a mi cónyuge, a mis hijos, a mis amigos… he comenzado a amarme a mí mismo”. ¡Qué bonita respuesta verdad!, me pareció tan, tan bonita que he querido compartirla con todos vosotros. Es tan importante mostrar qué sentimos interiormente cuando nos hacemos mayores… ¿verdad? Al decirlo se siente una paz interior y mejora el estado de ánimo. Pienso que debemos alejarnos de las personas que no nos valoran, no tener vergüenza por nuestras emociones y valorar a nuestros amigos. He decidido decir esto porque pienso que no  hay que ser solo joven para demostrar la felicidad.

Estar bien consigo mismo no tiene precio, hay que aprender a pensar de forma adecuada, cosa muy difícil porque hay que poseer una paz interior que nadie pueda estropear.

Mary Luz Eixarch

1 comentari:

Miquel M. ha dit...

Totalment d'acord en que seríem més feliços i també més comprensius amb els altres, si ens sentim bé amb nosaltres mateixos. Per a aconseguir-ho, la Mary Luz ens recomana que ens fem una simple pregunta: qui sóc?.
És la mateixa pregunta que, ja fa uns tres mil anys, l'Oracle de Delfos recomanava a tothom: "Gnosi seauton" (Coneix-te a tu mateix")
Si ens coneguéssim millor, també seríem molt més comprensius amb els petits defectes dels altres.